Rate this post

Cuando llega el buen tiempo son muchas las personas que desempolvan su moto y aparcan el coche, la verdad es que nos encontramos con un vehículo cómodo, fácil de manejar y que conlleva muchas ventajas para moverse por una ciudad. Gracias a una moto debes olvidarte de esos días de calor asfixiante en los que ni dentro del coche con el aire acondicionado eres capaz de pasar, el aire en la cara nos despeja de camino al trabajo y llegamos de una manera más fresca. La verdad es que encontrar aparcamiento con ella ya no se convierte en una odisea, porque resulta ser mucho más fácil encontrar un hueco pequeño que uno grande por eso es que se convierte en un verdadero placer utilizar la moto en lugar de un coche. Pero claro como cualquier vehículo que se tercie debe ser sometidas a un mantenimiento riguroso a fin de viajar con la mayor precaución y tranquilidad posible, para ello es importante que si la hemos tenido guardada durante el invierno ahora la llevemos al taller para que le hagan una revisión en toda regla.

Lo que debemos tener en cuenta en verano es que el nivel del aceite de nuestra moto sea el correcto ya que en verano se suelen calentar mucho más, podemos optar por aceites que venden especiales para el verano a fin de evitar tener que estar tan pendientes. Con los frenos debemos tener un especial cuidado, pensemos que una moto no lleva la seguridad del coche en cuanto a carrocería se refiere, ya que en una moto vamos completamente al descubierto por ello es verano cuando debemos estar pendientes de que vayan en condiciones con el único fin de que nos respondan cuando más los necesitemos. Las ruedas es un punto importante que debemos tener en cuenta solo llevamos dos y deben ir impolutas y no me refiero a limpias precisamente, quizás necesitemos incluso cambiarlas para ello no está demás confiar en un sitio como re-cambios ya que se pueden encontrar unas ruedas muy en condiciones a unos precios muy pero que muy asequibles. Otro punto a tener en cuenta es la cadena que debe ir bien limpia y engrasada para evitar sustos innecesarios, solo de esta manera nos cercioraremos de estar dándole un buen uso a nuestra moto y a disfrutarla todo el tiempo que el sol nos deje.