Las vacaciones de verano ya están aquí, después de un año duro de trabajo o estudios, ya es más que merecido un descanso, y si es un descanso acompañado de solecito y playita pues mejor que mejor.

Sin duda alguna cuando pensamos en vacaciones en España automáticamente pensamos en Andalucía, líder indiscutible en lo que a destinos turísticos se refiere, cualquiera de sus localidades son maravillosas para pasar unos días disfrutando del buen tiempo, de la buena gente y sobre todo de la buena gastronomía.
En Andalucía puedes encontrar las mejores playas del país, muchas de ellas calificadas con bandera azul y con la Q de calidad por sus buenas condiciones. Sin duda un acierto para las personas que queremos disfrutar de playas limpias, cuidadas y seguras. Otro plato fuerte es la diversidad de deportes que se pueden practicar, el golf por ejemplo, es el deporte rey de estas fechas estivales, sin olvidar los deportes acuáticos para los que disfrutan de los subidones de adrenalina.

Y la gastronomía, que os voy a contar de cómo se come, sin ir más lejos esta región cuenta con catorce restaurantes con estrella Michelin, ahí es nada.

La verdad es que cualquier destino es bueno si se está dispuesto a disfrutar, a desconectar y a pasarlo en grande, Mallorca es un paraíso en la tierra, Canarias y Tenerife no se quedan atras con sus playas de agua cristalina, sin duda una difícil elección. Sin salir de España puedes disfrutar de las zonas más bonitas que veras nunca en la costa gallega, como en Ribadeo considerado uno de los destinos de playa con mejor reputación online, gracias a la naturaleza podemos disfrutar de una de las playas más bonitas, la playa de las Catedrales.

Y todo un clásico, la Comunidad Valenciana, Benidorm, tan aclamado por muchos, tan odiado por otros, Alicante y Valencia con su típica paella y su pescaito frito, sus playas y sus “guiris” todo un espectáculo para disfrutar de los días calurosos que nos esperan.
Lo importante de las vacaciones es pasarlas en buena compañía, unos eligen a la familia, una apuesta segura, otros a los amigos, diversión sin límites, algunos salen a la aventura y otros con todo muy bien organizado y controlado. De cualquiera de las maneras, las vacaciones son para disfrutarlas y para poder recordarlas por muchos años que pasen.