Rate this post

El street luge es un deporte de inercia que ha tenido gran popularidad en el público urbano y juvenil. Es también considerado un deporte extremo debido al alto riesgo que representa su práctica. Se trata de una variación del skateboarding y también está inspirado en la aerodinámica del trineo de nieve.

Principales características

En el street luge se utiliza una tabla de madera o metal sobre ruedas. La tabla es curva de modo que sea cómodo y seguro para el deportista en los rápidos descensos.

Al igual que otros deportes de inercia como el skateboarding o el gravity bike, el street luge basa su movimiento únicamente en la gravedad y la capacidad que tenga el deportista de evitar resistencia en su descenso.

Se practica en caminos asfaltados y con pendientes largas y pronunciadas, elementos característicos de las montañas, por lo cual los caminos suelen tener curvas pronunciadas en la que los deportistas deben poner a prueba su técnica para no derrapar o generar demasiada fricción.

Debido a estas particulares condiciones se hace viable que durante los descensos se logren más de 100Km/h. De hecho, en el 2016 se registro la mayor velocidad alcanzada en street luge, siendo de 164.12 Km/h.

Felicidad y salud en el street luge

A pesar de que el street luge tiene como principales elementos la gravedad y la inercia, también requiere que los deportistas mantengan un buen estado físico. Por esta razón practicarlo con frecuencia es beneficioso para la salud, siempre que se realice bajo control de algún tipo de dispositivo. En el siguiente enlace hay una gran cantidad de modelos que te servirán de ayuda.

No solamente porque es motivo para tener un estilo de vida saludable, sino porque específicamente el street luge al ser un deporte de alto riesgo provoca que al practicarlo se genere adrenalina.

Esta hormona está vinculada al sistema sensorial y sucede que es segregada en momentos de alerta, tales como los que provoca el descender a más de 150 km/h. Es así, como se da esta subida repentina de adrenalina precipita la sensación de estar vivo y genera felicidad.

De hecho, muchos de quienes realizan prácticas de deportes extremos lo hacen por estas sensaciones que son difíciles de vivir de otra manera. Se considera beneficiosa para la salud la producción de adrenalina porque se asocia a un estado general de felicidad.

Orígenes y evolución

El street luge se origina en el sur de California cuando los patinadores de descenso encontraron que podían alcanzar mayor velocidad si se acostaban en sus patinetas. Esto debido a que reduce la resistencia de modo tal que mejora la aerodinámica.

De esta manera, la primera carrera profesional se llevó a cabo en 1975 en Signal Hill, California. En ese momento fue la U.S. Skateboard Association quien se encargó de la organización. Y desde entonces el ganador de la carrera ha sido quien alcance mayor velocidad.

Sin embargo, para ese entonces el deporte no estaba del todo constituido. La referencia luge se utilizaba para llamar a la posición acostada que algunos concursantes adoptaban en sus recorridos. En cambio, muchos otros descendían de pie o agachados.

Del mismo modo, el equipo utilizado también era muy diferente entre los participantes. A toda esta heterogeneidad se le sumaba la poca estandarización de elementos y normativas de seguridad. Cuestión que provocó muchos accidentes en las competencias.

En la actualidad, la accidentalidad de este deporte extremo ha disminuido. Los elementos referentes a la seguridad, equipamiento y otras normativas están regulados por la Federación Internacional de Downhill.

En este sentido, uno de los elementos más importante para la seguridad de los deportistas es la vía de descenso. El camino debe ser óptimo para que la competencia se lleve sin accidentes previsibles y es responsabilidad de los organizadores garantizar tales condiciones.

En cuanto a los participantes, se realiza una verificación técnica de todo el equipo de protección. Esto incluye el casco, el traje de cuero y los guantes. Asimismo, se realiza la medición del las dimensiones, de las ruedas, del peso y otras especificaciones de la tabla de cada participante.

Aunque California sigue siendo uno de los lugares de mayor popularidad para este deporte, también ha tenido bastante aceptación en países como Suiza, Suecia, Reino Unido, Alemania, Canadá y Australia donde se han realizado eventos de street luge.